Ferran Barber: ‘El fascismo ama la miseria’

'No hay una persecución específica por ser español, lo que se criminaliza es la pobreza. También son habituales las identificaciones de gente por perfil racial'

La publicación Gonzoo (del grupo 20 Minutos) se hacía eco el pasado viernes del trabajo sobre migración en Europa que coordina Ferran Barber, a través de un reportaje de Estefanía Vasconcellos que aquí reproducimos.

Ferran Barber, en Suecia.

Madrid | Estefania Vasconcellos. «Bienvenido a Suecia. Si desea usted residir aquí, necesita un ‘personnumer’. Para obtenerlo, deberá tener ya un contrato de trabajo o demostrar que tiene dinero suficiente para mantenerse. Si tiene pareja estable de nacionalidad sueca, podemos estudiar su caso. Como le decía, sin ‘personnumer’ no podrá abrir una cuenta bancaria, ni alquilar un piso, ni apuntar a sus hijos a la escuela, ni contratar una línea telefónica… ni acceder a la sanidad pública, obviamente».

La conversación anterior, aunque ficticia, es absolutamente real. «Nadie te dice que no vayas, pero como no pueden echarte con arreglo a la ley europea [que establece la libre circulación y residencia para los ciudadanos de la UE], te ponen otras trabas. Es una forma sibilina y retorcida de impedirte el acceso», denuncia el periodista Ferran Barber. «No hay una persecución específica por ser español, lo que se criminaliza es la pobreza. También son habituales las identificaciones de gente por perfil racial (‘racial profiling’)», continúa. En 2013, la policía sueca sacó a un camarero español de su casa, registró su domicilio y lo llevó a comisaría sin darle explicaciones.

¿Qué tiene de auténtica la ‘tierra prometida’ del centro y el norte de Europa? Para Emigra o Degenera (EoD)*, un equipo de reporteros coordinado por Ferran, cada vez menos. «No hay información precisa ni interés por saber lo que pasa. Los estereotipos, positivos o negativos, son una forma de malentendido. Cientos de miles de españoles han dejado el país sin saber qué se iban a encontrar, qué necesitaban para regularizar su situación ni cómo era el entorno social», explica el periodista. Las cifras oficiales indican que 260.000 españoles han emigrado durante la crisis, pero el propio INE reconoce que no reflejan la realidad. Muchos se han marchado sin ‘avisar’ para no perder la prestación por desempleo o la tarjeta sanitaria.

Hay que aclarar que algunas barreras son legales. «Para estancias superiores a tres meses, el ciudadano de la UE debe disponer de recursos suficientes y de un seguro de enfermedad para que no represente una carga para los servicios sociales del Estado miembro de acogida», señala la Directiva 2004/38/CE. Sin embargo, unas líneas más abajo parece que se contradice: «Los ciudadanos de la Unión pueden ser expulsados del Estado miembro de acogida por razones de orden público, seguridad pública o salud pública. Bajo ningún concepto se podrá adoptar una decisión de expulsión por motivos económicos».

Xenofobia y deriva nacionalista
El reportaje ‘Bienvenidos a Suecia’ es la primera entrega del proyecto de investigación ‘Emigra o degenera’*, que esperan ampliar a países como Alemania (que plantea expulsar a los inmigrantes europeos parados), Bélgica (que ya lo está haciendo) y Suiza (con un 30% de diputados de ultraderecha). Tras siete meses de trabajo en Escandinavia, los reporteros han llegado a dos conclusiones: que en la Unión Europea «nos importa un carajo lo que le pase al vecino» y que en Suecia «hay un problema estructural de xenofobia terrible». Terrible, pero diluida en la atmósfera. «Cuando les preguntan «¿Le importaría tener a un extranjero como vecino?», ellos no responden lo que piensan, sino lo que creen que deben responder. La corrección política es casi una religión de Estado».

Gráfico del programa ‘Objetivo ultraderecha’, de La Sexta (02/03/2014).

Ferran denuncia que el discurso de la multiculturalidad es falso y que la convivencia «se ha judicializado». Alguien llegó a denunciarle por fotografiar un lago, y la policía intentó torpedear varias veces su investigación. Algo que, irónicamente, constataba el acoso que intentaban documentar. El auge de la extrema derecha en Europa es otro de los movimientos que están estudiando: «El fascismo ama la miseria, y en situaciones de crisis y desempleo resulta facilísimo buscar chivos expiatorios y culpar al extranjero de los males domésticos. En favor de España hay que decir que es uno de los pocos países en los que la extrema derecha no tiene representación parlamentaria. Es más, se han creado nuevos partidos de inspiración solidaria y progresista», señala.

Dentro de un mes, EoD pondrá en marcha la segunda fase de ‘Emigra o degenera’: un medio de comunicación centrado no solo en los nuevos flujos migratorios, sino en las consecuencias sociales de la crisis. El equipo lanzó hace unos meses una campaña de ‘crowdfunding’ para conseguir apoyo económico, pero la iniciativa no salió adelante (no alcanzó el mínimo establecido). La autofinanciación se traduce en independencia, pero también en limitaciones. «Creemos en la utilidad social de lo que hacemos, pero necesitamos las aportaciones de la gente», explica Ferran.

Antes de terminar la entrevista, el reportero condensa su discurso en un par de frases: «Somos jaurías humanas… Los gobiernos no están persiguiendo a quien quiera que sea el causante de la crisis, sino a sus víctimas. Cuando algunos políticos hablan de ‘ordenar’ la inmigración, me gustaría que hablasen de ‘ordenar’ lo que la ha originado».

*Información originalmente publicada en Gonzoo el 23/05/2014

© Copyright por Estefanía Vasconcellos & Gonzoo 2014

 

Categorias
En la PrensaFerran B.

Reportero. dos o mas veces guardameta. Más de 25 años dando cuenta de los rotos y los descosidos del planeta. Autor de una novela, dos libros de viaje y realizador de varios documentales sobre temas informativos de actualidad. Allere flammam VERITAS.
Sin comentarios

Deja una réplica

Te podría interesar también