Hoy he escupido sobre la tumba de Enver Hoxha

A veces, miro por la ventana del hotel -un hotel cualquiera- y me entran ganas de arrojar piedras
Tumba de Enver Hoxha, en Tirana. Foto por Ferran Barber

OPINIÓN MUY PERSONAL, por Ferran Barber.

Lápida de un albanés, con su sueño más preciado. Foto por Ferran Barber

Cuarenta y un años de antirrevisionismo marxista-leninista, de ateísmo de estado, de maoísmo y de autosuficiencia nacional… Cuarenta y un años de campos de trabajos forzados, reeducación política, espionaje masivo y condenas a muerte ¿Y a dónde diablos condujo todo eso? Del diván del psicoanalista al retrete… Si todavía hay algún idiota por ahí que cree que puede imponerse a sangre y fuego mediante la fuerza de un Estado represor el ateísmo, la Sharia o lo que sea… es que no ha entendido absolutamente nada. ¿Sabéis cuál es el sueño de la mayoría de los albaneses? Ser enterrado con su bien más preciado. Es decir, con su Mercedes Benz.

Y luego está lo de KOSOVO. A los kosovares alguien les ha dicho que la vida consiste en conseguir un Ferrari. Se los roban a los alemanes. Que se jodan. Los alemanes, digo. Son precavidos los kosovares. Una vela a Donald Trump y otra, a Alá el misericordioso. Tienen una calle dedicada a Bush. ¿Qué podría salir mal? A veces, miro por la ventana del hotel -un hotel cualquiera- y me entran ganas de arrojar piedras. Por eso mi perro se llama Loukanikos, y no Lassie. Por lo demás, y como principio general, nunca formaría parte de una revolución donde me aceptaran como socio…

Copyright Ferran Barber, 25 de agosto de 2017

Categorias
ColumnasOpinión

Reportero. dos o mas veces guardameta. Más de 25 años dando cuenta de los rotos y los descosidos del planeta. Autor de una novela, dos libros de viaje y realizador de varios documentales sobre temas informativos de actualidad. Allere flammam VERITAS.
Sin comentarios

Deja una réplica

Te podría interesar también