La aventura secesionista de Barzani franquea el paso a una nueva guerra

Los cristianos temen que la declaración de independencia kurda desate una guerra civil que podría llevar a enfrentamientos fraticidas entre las propias milicias cristianas
Erbil | Alfa y Omega| Ferran Barber * @diasporasmagaz

«Ni la ausencia de agua y electricidad ni el ruinoso estado de las casas son las razones principales que disuaden a la mayoría de los fieles de minorías religiosas de regresar a sus hogares tras la expulsión del ISIS de los llanos de Nínive y de la práctica totalidad de Mosul», asegura Akkad Benjamin, un cristiano de Erbil. «Lo que en verdad preocupa a los caldeo-asirios, los chabaquíes y los yazidíes es que la derrota del Estado Islámico sea la antesala de una nueva guerra civil entre los peshmergas kurdos y los árabes iraquíes provocada por las ambiciones territoriales de [el presidente del Kurdistán iraquí] Barzani sobre las zonas liberadas y por el deseo de los kurdos de segregarse de Bagdad y constituirse en un Estado independiente».

Benjamin, asirio de 40 años, creció en Suecia y acaba de retornar a Irak. Como la mayoría de cristianos, cree que el destino de su gente guarda mucha menos relación con los episodios bélicos del frente que con las nerviosas declaraciones realizadas estos días por los líderes árabes y kurdos acerca del futuro estatus de los territorios liberados. Por lo pronto, Masud Barzani ha confirmado que no devolverá ni un metro de las áreas ocupadas por su Ejército en su avance hacia Mosul, lo que viene a darle la razón a los líderes cristianos que sostenían que la ofensiva contra el ISIS había brindado una coartada fabulosa a los peshmergas o milicianos kurdos para una guerra de conquista.

Referéndum… y anexión

La intención de Barzani es sancionar la secesión del Kurdistán mediante la celebración de un referendum unilateralmente fijado por su partido, el PDK, para septiembre. La declaración de independencia lleva también implícita la anexión de todos los territorios en disputa de los llanos de Nínive donde se concentran los últimos bastiones de chabaquíes, yazidíes y cristianos. De consumarse tales ambiciones, los entre 200 y 300.000 cristianos que aún viven en el país quedarían repartidos entre dos estados. Alrededor de un tercio permanecería del lado de Bagdad y el resto, diseminados por Nínive y las actuales gobernaciones de Erbil y Duhok.

Las provincias que el Gobierno iraquí reconocía hasta la fecha como parte legítima del Kurdistán eran Halabja, Suleimania y las citadas Erbil y Dahok. Sin embargo, los kurdos han extendido su control no solo a ciertas áreas de Nínive donde los fieles de minorías religiosas son mayoría, sino también a Salahadin, Diyalah y Kirkuk. La riqueza en petróleo de algunos de estos territorios no es la menor de las razones de unos y otros.

La división entre los cristianos

No es la primera vez que se plantea la celebración de un plebiscito en el país para determinar si las zonas que los kurdos ambicionan deberían segregarse de Bagdad. La última de las citas electorales –convocada para el 15 de noviembre de 2007– fue varias veces postergada y finalmente cancelada debido a las presiones de los norteamericanos, contrarios, entonces y ahora, a la independencia kurda «por razones de seguridad y estabilidad».

En tal sentido, el parlamentario asirio Srood Maqdasi (líder de la formación nacionalista cristiana Abnaa al Nahrain) admite que la amenaza de secesión no es nueva, pero recuerda que la situación es hoy en día bien distinta debido a los nuevos actores que han irrumpido en la escena geopolítica y al enrevesado juego de alianzas que han urdido los propios partidos políticos caldeo-asirios en torno a sus filias y sus fobias. «Como consecuencia del conflicto con el Estado Islámico, el control militar de los llanos de Nínive se halla ahora repartido entre una zona norte en manos de los peshmergas kurdos y una zona sur, en manos de las Fuerzas Populares de Movilización chiitas», asegura.

El asunto es espinoso, dado que este nuevo giro de los acontecimientos sitúa a los caldeo-asirios a las puertas de una guerra no solo entre kurdos y árabes, sino entre las diferentes facciones cristianas armadas que se han articulado bajo el paraguas de las fuerzas mayoritarias. En contra de lo que la prensa internacional acostumbra a sugerir, los cristianos de Irak son una comunidad heterogénea, frágilmente conectada por su religión, su lengua y su cultura. Entre ellos hay fieles apolíticos cuya identidad se ha forjado en torno a su Iglesia, pero también varias facciones de cristianos nacionalistas encarnizadamente enfrentados en función de su simpatía hacia kurdos o árabes, o hacia los idearios de arameos, caldeos y asirios.

Del peligro de estas divisiones justamente venía advirtiendo el patriarca caldeo Luis Rafael I Sako cuando criticaba duramente la creación de las milicias cristianas y su orientación sectaria. En opinión del patriarca, este es el momento de superar las divisiones y apoyar el fortalecimiento de un Irak unido, capaz de defender sus minorías bajo una ciudadanía común.

Heridos a manos de hermanos

A día de hoy, existen más de media docena de grupos armados caldeo-asirios tan solo en los llanos de Nínive (Irak) y alrededor de 20 en toda Mesopotamia. Hay que añadir todos los pequeños grupos paramilitares que han surgido con fines defensivos, además de otras nuevas guardias armadas que vienen en camino. Todas estas fuerzas militares no solo no comparten objetivos, sino que a menudo se hallan fraticidamente enfrentadas sobre el tablero del conflicto.

Así, por ejemplo, del lado de Bagdad se alinean, entre otros, las NPU del Movimiento Democrático Asirio, las Brigadas de Babilonia o las recientemente constituidas Fuerzas de los Halcones Siriacos (ver cuadro). Bajo bandera kurda han combatido en la ofensiva sobre Mosul otros grupos armados cristianos como el NPF. No solo no es descabellado sostener, como Maqdasi, que es probable que los caldeo-asirios se vean atrapados en un conflicto ajeno entre árabes y kurdos, sino que, de hecho, se sabe ya de enfrentamientos armados entre cristianos, como el acaecido en febrero en los llanos de Nínive, cuando cuatro jóvenes cristianos resultaron gravemente heridos tras un intercambio de fuego entre las Fuerzas de los Halcones siriacos y las Brigadas de Babilonia.

Ferran Barber
@ultimoscristian

 


Rechazo a la conferencia de Bruselas

Al decir de Susan Patto –portavoz del principal partido nacionalista asirio y de la mayor de las milicias–, es exagerado hablar de la posibilidad de una guerra civil entre kurdos y árabes. «Ninguna de las partes puede permitírselo, pero no se descartan enfrentamientos aislados, a modo de demostraciones de poder». En todo caso, entiende también que una de las principales razones de que el grueso de la población desplazada se niegue a regresar es que ninguna de las administraciones está en disposición de garantizar su seguridad.

Al igual que la Iglesia caldea y que Abnaa al-Nahrain, el Movimiento Democrático Asirio de Patto se negó recientemente a tomar parte en una conferencia organizada en Bruselas por el democristiano sueco Lars Adaktusson sobre Un futuro para los cristianos en Irak. Entendía que su programa respondía a los intereses del Gobierno kurdo. En opinión del MDA, «la segregación kurda debilitaría aún más a los caldeo-asirios y resultaría, a la postre, catastrófica». Por otra parte, algunos destacados activistas asirios en la diáspora como Mardean Isaac consideran inoportuno confiar el futuro de su gente a un gobierno kurdo corrupto; el mismo que los abandonó en 2014 a merced de Estado Islámico.

 


 

Milicias cristianas: quiénes son y a quién apoyan

Aliadas con las fuerzas gubernamentales iraquíes

Las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) son una organización paraguas que agrupa a muchas milicias, la mayoría chiitas. En su seno hay varios grupos cristianos:

  • Brigada de los Leones de Babilonia: Creada por el Comité Nacional Caldeo.
  • Unidades de Protección de la Llanura de Nínive (NPU, por sus siglas en inglés): creadas por una coalición liderada por el Movimiento Democrático Asirio.
  • Zowaa Guard: en Alqosh quedaba un pequeño remanente de hombres armados de este grupo, también creado por el Movimiento Democrático Asirio en 2003 y posteriormente disuelto. Fueron el punto de partida del NPU.
  • Fuerzas de los Halcones Siriacos o Brigadas Siriacas: creadas por nacionalistas del Movimiento Siriaco Arameo.

Aliadas con las fuerzas kurdas iraquíes

Junto a los peshmergas del Partido Democrático del Kurdistán liderado por Masud Barzani combaten algunos voluntarios occidentales, y grupos cristianos locales:

  • Guardias de la Iglesia de Qaraqosh o Comité de Protección de Qaraqosh/Bajdida: es el antecedente directo de las NPGF.
  • Fuerzas de los Guardias de la Llanura de Nínive (NPGF, por sus siglas en inglés) o Guardias/Fuerzas del Tigris. Las creó el Consejo Popular Caldeo Siriaco Asirio.
  • Fuerzas de Protección de la Llanura de Nínive (NPF, por sus siglas en inglés): creadas por el Partido Democrático de Beth Nahrain.

Aliadas con los kurdos de Turquía

  • Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo): dentro del PKK hay un pequeño número de cristianos procedentes del sureste de Anatolia.

Aliadas con el Ejército de Turquía

  • Guardia Asiria: dentro de la Fuerza de Movilización Nacional (grupo paramilitar creado con el apoyo del Ejército turco por el exgobernador de Mosul, Atheel al-Nujaifi), existe un número indeterminado de cristianos. Se planteó la creación de una nueva subunidad bajo bandera cristiana.

Independientes

  • Dwekh Nawsha: creada por el Partido Patriota Asirio. Dice coordinarse tanto con las Fuerzas Armadas de Irak como del Kurdistán.

Voluntarios occidentales

  • Hijos de la Libertad Internacional (SOLI): organización creada por el norteamericano Matthew van Dyke para proporcionar entrenamiento militar a las unidades cristianas. Llegó a entrenar inicialmente al NPU y a Dwekh Nawsha. Ahora colabora con las NPF.
Fecha de Publicación: 06 de Julio de 2017
COPYRIGHT FERRAN BARBER 2017
Categorias
Noticias

Reportero. dos o mas veces guardameta. Más de 25 años dando cuenta de los rotos y los descosidos del planeta. Autor de una novela, dos libros de viaje y realizador de varios documentales sobre temas informativos de actualidad. Allere flammam VERITAS.
Sin comentarios

Deja una réplica

Te podría interesar también