El montón de las fotografías indecorosas aparte

Digamos que las volutas y las berenices y los lirios blancos serían para la galería de los allegados

OPINIÓN MUY PERSONAL. Por Ferran Barber

La primera vez que leí “el montón de los poemas aparte” de Batania me vino a la cabeza, de inmediato, lo que yo llamo, de un modo bastante poco imaginativo, el montón de las fotografías indecorosas. Esto es, las borrosas, las de verdad, las que jamás podrían ilustrar una información y las únicas que, en realidad, aprehendieron la atmósfera emocional de los humores del momento o la paleta de colores con que se pintó aquel dia, el que fuere.

Digamos -parafraseando a BATANIA- que las volutas y las berenices y los lirios blancos serían para la galería de los allegados, si en verdad los hubiera. Para el show de la PRENSA reservamos las de rosas herrumbrosas con plutonio. Buenos días, araña. Y luego están las nuestras, desenfocadas siempre.

Supongo que estas fotos no se toman; se apuñalan como espasmos. Son más furtivas que un pedófilo y más densas que la antimateria. Carreteras secundarias, night clubs y cenas recalentadas. Suena a titulo de biografia, ¿cierto? Éstas, en concreto, son de cuando dejé atrás Atenas, camino de Tirana (Albania), hace de ello ya muchos años, o quizá sólo meses. Todo el mundo debería reservar para su album personal las imágenes borrosas porque son las únicas que retrataron el momento; las únicas que, con el tiempo, resucitan la memoria de los días vividos. 

COPYRIGHT FERRAN BARBER, Noviembre de 2017

Categorias
OpiniónPersonal

Allere flammam veritatis.
Sin comentarios

Deja una réplica

En ‘Desaparecidos’ de TVE
Las drogas del ISIS
‘Si ves esto he muerto’
Postales de Chernobyl
En el cinturón de la Zona Muerta
Los días de Raqqa

Te podría interesar también