Menos mirar al cielo

Buenos días, malos días. Sólo hay dos estados mentales en los que merece la pena instalarse: ser feliz o estar muy cabreado. El romance y el amor son como...

Buenos días, malos días.

Sólo hay dos estados mentales en los que merece la pena instalarse: ser feliz o estar muy cabreado. El romance y el amor son como vestir de rosa a la mona de las reacciones neuroquímicas. Lástima que nos tome tanto tiempo darnos cuenta.

Yo lo aprendí de mis perros, que son unas criaturas desequilibradamente sabias, felices e iracundas. Guau, guau.

Y lloriquear por los rincones debería producir dentera: las carencias no se lloran; las carencias se pelean. El que entiende esta noción es, definitivamente, mucho más feliz y se siente mucho más vigorosamente cabreado.

Alguna se preguntará en qué clase de libro de autoayuda debería inspirarse para comprender esos principios básicos. En ninguno. Yo lo aprendí de mis perros, que son unas criaturas desequilibradamente sabias, felices e iracundas. Guau, guau.

Hay muchas gentes en este mundo para quienes un mal día es que un turco le reviente el salón con un pepino mientras veía el Clásico. En algunos lugares del mundo, la gente se tiende la mano a pesar del mortero, las carpas de plástico y los sociópatas del ‘Allahu Akbhar’.

No padecen de bulimia ni anorexia, aunque a menudo se atiborren de Tramadol para convivir con sus ausencias. Doscientos milígramos de pastilla contra la maldición de la memoria.

De vez en cuando se aferran a su AK porque todo el mundo necesita el arrullo de una nana protectora. Pero sin histrionismos y sin selfies; sin perder la compostura, con la templanza de cualquier lagarto del desierto. Occidente es una vieja narcisista e histérica cayendo en espiral por el abismo plutoniano de sus trastornos bipolares.

Eh, NASA, menos mirar al cielo y más a la Tierra.

Kurdistán, 4 de agosto de 2019

Ferran Barber

Categorias
DestacadosOpiniónPersonal

Allere flammam veritatis.
Sin comentarios

Deja una réplica

En ‘Desaparecidos’ de TVE
Las drogas del ISIS
‘Si ves esto he muerto’
Postales de Chernobyl
En el cinturón de la Zona Muerta
Los días de Raqqa

Te podría interesar también